Aprovechamos la energía solar

 En 2014, Neenah Coldenhove decidió optar por unas soluciones energéticas más ecológicas como interpretación principal de nuestros objetivos de responsabilidad social de las empresas (RSE). Apostamos por un sistema controlado de 100 paneles solares y una instalación con 20,4 KWh de capacidad.

En los últimos cuatro años, los paneles han llegado a producir más de 70 Mwh; una energía que hemos aprovechado satisfactoriamente en las líneas de producción.

Pero decidimos no quedarnos ahí, así que decidimos utilizar esta energía, además, para incorporar vehículos eléctricos con fuente de alimentación específica. Ahora, nuestros directivos y representantes de Neenah Coldenhove disponen de 11 coches, en su mayoría, híbridos. Los visitantes también pueden utilizar las estaciones de carga individuales.

Junto a los programas de eficiencia energética, recuperación del calor y recuperación de agua, esta solución inteligente de movilidad eléctrica nos ayuda a reducir el impacto sobre el medioambiente y la sociedad.

La previsión de mercado para 2019 muestra un gran aumento en el suministro de coches totalmente eléctricos y baterías de coche de última generación. Neenah Coldenhove cambiará lo antes posible todos los coches híbridos por coches totalmente eléctricos.

Aún no hemos definido un objetivo concreto en cuanto a la energía solar. Por el momento, disponemos de paneles solares solo en una parte de los tejados de la fábrica, aunque contamos con espacio sin utilizar suficiente en nuestros terrenos que podrían dedicarse también a la energía solar. A finales de 2018, Neenah Coldenhove decidirá cuál será nuestro siguiente paso para seguir aumentando el uso de energía renovable, que ya hemos implementado.